Desarrollo Personal

Abierto por vacaciones…. también en Agosto 2018

Llega el momento del merecido descanso estival y bajamos el ritmo de actividad laboral (los afortunados que tenemos vacaciones)

Recupero y comparto esta historia popular que seguro conoces sobre el Leñador que no tenía tiempo de afilar su hacha porque tenía que seguir cortando leña.... y lo comparto con otra versión también interesante que te recomiendo leer en este blog que me ha encantado!

Por mi parte, aprovecho la oportunidad y me comprometo a dedicar tiempo a “afilar mi hacha” en vacaciones comenzando por la lectura!

Un abrazo y buen verano!

José Luis Ferrero

– Cierto día, Un señor que iba paseando en el campo se encontró frente a un leñador que estaba cortando un tronco, y le preguntó:

-Disculpe señor, usted parece agotado…, ¿lleva mucho trabajando?

-Más de seis horas -fue su respuesta.

-¿No sería bueno que descansara un poco y afilara su sierra?

El hombre responde:
-No… no tengo tiempo, pues hay mucha leña que cortar.
-Pero si afila su sierra cortará más rápido, y si descansa, tendrá fuerzas para cortar más.

El hombre se quedó pensativo, como dando la razón a aquel señor, pero miró su reloj, luego la leña, y se puso a cortar de inmediato y olvidándose del consejo de aquel hombre le había dado.

 

Artículo anterior

Y además...

No hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies